Blogia
OTRA MIRADA

EL REGRESO DEL DINOSAURIO

EL REGRESO DEL DINOSAURIO
Puedo prometer y prometo que no pensaba escribir esta columna sobre el dictador Augusto Pinochet y no lo voy a hacer. La sem ana pasada le deseé larga vida y parece que no funcionó la cosa. No quería repetir el tema pero las circunstancias me han obligado al menos a nombrarlo. Repasando la prensa me he encontrado con unas declaraciones de Manuel Fraga Iribarne que me han hecho sentir este deber. Asegura el único ex ministro de la dictadura franquista que sigue en activo en la política española que Pinochet: “Aunque cometió algunos excesos, dejó chile mejor de lo que se lo encontró”.
No es la primera vez que escucho a este fósil político del franquismo declaraciones similares. En una entrevista en Televisión Española, cuando ganó sus últimas elecciones en Galicia, Fraga aseguró que el siglo XX había comenzado en España en 1936. Recuerdo aquella frase con la misma incredulidad con la que la escuché aquella vez, entendiendo que la guerra del 36 y sus miles de muertos y toda la sangrienta represión franquista habían modernizado este país.
Por un momento me imagino que un político alemán afirma públicamente que el siglo veinte alemán comenzó en 1933 cuando Hitler llegó al poder y veo a ese político decir adiós a su carrera pública y comenzar su periplo judicial por un delito de apología del Holocausto.
Pero en España por ahora no pasa nada cuando el hombre que participó en una dictadura que secuestró la democracia y violó durante de décadas innumerables derechos humanos asegura que un sangriento golpe de Estado modernizó nuestro país. No pasa nada cuando ese político que ha disfrutado de la democracia de la que privó a millones de españoles insulta a las víctimas de esa dictadura y aseguran que su dolor, que los atentados que padecieron fueron mejores para su país.
No pasa nada porque eso lo diga el presidente de honor de un partido político que cuando estuvo en el gobierno ilegalizó a otro partido político por no condenar atentados terroristas. No pasa nada porque el terrorismo haya sido cuantitativamente mucho menor de lo que fue la dictadura, con sus miles de muertos, excluidos, exiliados, aterrorizados, fusilados, expropiados, encarcelados y esclavizados. Tampoco tiene por qué pasar nada por el mero hecho de que una afirmación como esa la haga uno de los padres de nuestra Constitución. Por lo visto es a eso a lo que algunos llaman reconciliación; la libertad para insultar a las víctimas de la dictadura.
Por último, quiero explicarle al señor Fraga porqué Pinochet no mejoró su país. 3000 chilenos desaparecieron bajo su dictadura y para ellos y sus familias era imposible lo mejor. Miles de ciudadanos tuvieron que abandonar a sus familias, sus seres queridos, para poder sobrevivir convirtiéndose en exiliados. Hubo miles de torturados, detenidos, reprimidos, aterrorizados, silenciados, censurados, escondidos. Y no había democracia. A eso, un verdadero demócrata, nunca le puede llamar un país mejor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres