Blogia
OTRA MIRADA

LOS HOMBRES GRISES

LOS HOMBRES GRISES
Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) concluye que España es el país de la Unión Europea con la mayor tasa de abandono escolar. La afirmación se plasma en que un 30% de los alumnos españoles no terminan la enseñanza obligatoria.   El informe asegura que en España el sistema educativo ha mejorado en los últimos 25 años. Tenemos, por ejemplo, las aulas menos masificadas de Europa. Pero el informe manifiesta que el aumento del Producto Interior Bruto español no se ha visto reflejado proporcionalmente en la inversión de las instituciones públicas en la enseñanza.  
La sociedad que invierte en enseñanza invierte en su futuro. Dice el dicho popular: "Según hagas tu cama, así dormirás en ella"; y dice bastante. La falta de recursos d edi cados a la enseñanza produce y reproduce una escisión social entre los niños que tendrán más oportunidades en su futuro y los que tendrán menos. El informe de la OCDE ratifica el hecho de que la tasa de paro es menor entre aquellas personas que tienen una mayor formación académica y aquellas que no. Ese 30% por ciento de alumnos españoles que no terminan la enseñanza obligatoria no son una fría estadística; son chicos y chicas que pasaran en más ocasiones por las colas del INEM, que tendrán menos recursos para desarrollar su vida o la de sus descendientes y que se verán abocados a ser la mano de obra peor pagada.   Las cosas no suelen ocurrir porque sí y unas suelen estar relacionadas con otras. Por ejemplo, tenemos el mayor número de estudiantes que abandona la enseñanza obligatoria de la UE y la mayor tasa de beneficio empresarial de la UE. Por algún mecanismo que no tiene por qué estar desconectado, a mayor fracaso escolar, mayor beneficio empresarial.  
El fracaso escolar es un fracaso social. Las relaciones y reacciones sociales que genera y regenera esa falta de educación son numerosas. Entre todas ellas hay una fundamental, la falta de ciudadanos con la cultura suficiente como para defenderse ante abusos, tener una idea clara de la vida que quieren o que merecen y contar con las herramientas que necesitan para defender sus derechos.   El futuro, los derechos y los beneficios que unos pierden al abandonar la enseñanza no desaparecen, se transforman en beneficios para otros: empleados que cobran menos, usuarios que no exigen sus derechos e infelicidad para muchas personas que convertirán en frustración un estrechamiento en su futuro que no pudieron elegir.   El escritor Michael Ende publicó "Momo" en 1973. Una historia en la que aparecen unos hombres grises que se alimentan del tiempo de los demás y se lo fuman en enormes puros. Así los amigos de Momo, la niña que escucha, dejan de conversar, de convivir con los demás o llevar una vida tranquila. El 30 por ciento de los estudiantes españoles no saben que les darán su tiempo a otros, para que se lo fumen. Y el Estado, del que todos los ciudadanos somos accionistas, no debe permitir que los hombres grises sigan fumando. Y nosotros, tampoco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres