Blogia
OTRA MIRADA

FUERA DEL DEBATE

Los nuevos problemas que han surgido para las mujeres que quieren ejercer su derecho a la interrupción del embarazo. La financiación, el Concordato y el impago de impuestos por parte de la Iglesia Católica , que en un Estado aconfesional no debería recibir ningún privilegio. El futuro de un monumento antidemocrático como el Valle de los Caídos, para que los ciudadanos no tengamos que pagar con nuestros impuestos el mausoleo de un dictador y los hombres y mujeres que padecieron la dictadura franquista tengan el reconocimiento que merecen. Las decenas de vuelos de la CIA que tomaron tierra en aeropuertos españoles llevando a cientos de presos ilegales. El futuro de Televisión Española, para la que se creó un comité de sabios y que no ha tenido cambios sustanciales en una programación que debe guiarse por el servicio público. La educación para la ciudadanía que debe mejorar la calidad democrática de nuestros jóvenes, que es mejorar nuestro futuro. Las justicia que no ha obtenido todavía la familia de José Couso, el operador de cámara asesinado en Bagdad por el ejército de los EEUU. La eutanasia como un derecho a elegir la propia muerte, digna, sin sufrimiento y sin deterioro físico o mental. El uso del suelo edificable y la limitación del tiempo de duración de los créditos hipotecarios, para que la vivienda estémanos de un grupo de especuladores. Un plan que tenga por objeto combatir el fracaso escolar para que los hijos de las familias más desfavorecidas no sean los que mayoritariamente abandonan la enseñanza cuando ésta deja de ser obligatoria. Saber si lo que queremos los ciudadanos es el precio alemán de la leche o un sueldo alemán en nuestra nómina. Los problemas que existen en numerosas universidades españolas, donde el amiguismo y el sistema feudal de selección del profesorado prima sobre el objetivo de la calidad. La existencia de empresas de gestión de inversiones en bolsa, las SICAV, que pagan un puñado de euros al Estado a cambio de poder hacer grandes fortunas. Los evasores de impuestos españoles que pueden estar implicados en el escándalo financiero de Lietchenstein. La libertad que tienen todavía miles de empresarios para pagar un sueldo menor a una mujer que a un hombre. La limitación al tráfico rodado que hay que hacer en algunas grandes ciudades para que el aire sea respirable. Los cientos de muertos que se producen al año en accidentes laborales y las responsabilidades penales que deben tener quienes por aumentar sus beneficios no garantizan la seguridad de los trabajadores. La privatización encubierta de la sanidad pública que está llevando a cabo alguna comunidad autónoma como la de Madrid, convirtiendo en negocio un derecho fundamental. La situación de pobreza que viven miles de personas bajo un Estado que presume de tener superávit. El retroceso de los derechos de los trabajadores en un país en el que los sindicatos mayoritarios firman acuerdos con los mismos empresarios que niegan numerosos derechos laborales.

Ninguno de esos temas estuvo presente en los dos debates electorales mantenidos por José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. ¿Alguien me puede decir que de verdad fueron tan importantes para la democracia?
Publicado el 5 de marzo de 2008
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres