Blogia
OTRA MIRADA

LA REALIDAD

LA REALIDAD
Cuatro soldados de los Estados Unidos de Norteamérica, que invadieron Irak para liberar al pueblo de Sadam Hussein y permitirles el camino hacia la libertad, están siendo juzgados por la violación y el posterior asesinato de una niña de 14 años. Primero la  dispararon en un ojo y luego carbonizaron parte de su cuerpo. En la habitación contigua de la casa de la pequeña estaba su hermano de seis años al que habían disparado en la cabeza y sus padres, que también habían sido asesinados.

La península ibérica está siendo arrasada por incendios forestales mayoritariamente provocados. En muchos casos se trata de la preparación del suelo para poder especular con él. Llama especialmente la atención el caso de Galicia donde los destructores de la naturaleza son especialmente activos en su contribución a la desertización de nuestras tierras. En la comunidad gallega se han llegado a producir 62 incendios simultáneos.

El ejército de Israel sigue aplicando al pie de la letra su invasión del Líbano y asesinando a decenas de civiles con la impunidad que le concede lo que se conoce como Comunidad Internacional. Recuerdo como hace más de una decena de años Sadam Hussein invadió el territorio de Kuwait y la reacción de la citada comunidad desembocó en la Guerra del Golfo. Ahora la ONU o la Unión Europea están demostrando su capacidad para explicarnos lo que es la política de hacer la vista gorda.

En las últimas semanas se han producido varios accidentes laborales que siguen poniendo a España a la cabeza de la siniestralidad europea. Uno de los obreros fallecidos en Madrid había obtenido un puesto de trabajo en la sexta subcontrata de una misma obra. Entre la empresa que recibió el encargo y la suya había otras cuatro que retiraban un poco de dinero y encargaban la obra a otra constructora. La administración debería ser contundente en esos casos. Quizás ha llegado el momento de crear el carné por puntos para empresarios.

Los cayucos siguen arribando a las costas de las Islas Canarias con cientos de hombres y mujeres que huyen de la miseria. Hace algo más de un año que los países más poderosos del planeta, agrupados en el G-8, prometieron ayudas millonarias para el Tercer Mundo y buscar “un poco más” de justicia en el reparto de los recursos del planeta. Pero esa promesa se ha quedado en poco y los habitantes de la desigualdad buscan una salida a veces tan dramática como la de subirse a una pequeña barca que navega a lomos de la muerte para buscar la otra tierra prometida. En lo que va de año España ha recibido 24.336 emigrantes por costa, el doble que en 2005.

La indignación por la invasión de las pistas del aeropuerto de Barcelona continúa en un país en el que la protesta laboral de los meses la habían llevado a cabo trabajadores que llegan a ganar 12.000 euros mensuales. Mucho da que pensar un hecho como ese del mundo del trabajo, cuando estamos a la cola europea de los menores sueldos y a la cabeza de los que más horas trabajan.

Estos días algunos están de vacaciones, otros las han disfrutado y saborean el eco de sus tumbonas y sus siestas; pero la realidad, lo que se dice la realidad, no descansa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres