Blogia
OTRA MIRADA

TANTO VA EL CÁNTARO A LA FUENTE

El departamento “La culpa de todo es de Zapatero”, montado por el Partido Popular tras su derrota electoral en las generales de 2004, va a necesitar un fuerte refuerzo. Tendrán que contratar más personal de cara a los próximos comicios, que tienen bastante probabilidad de celebrarse el noveno día del marzo que viene. Después de tres años de insistente exhibición de la fase del NO, la cúpula popular que capitanea Mariano Rajoy no parece dispuesta a cambiar de estrategia. Y eso que no parece que les esté dando muy buenos resultados, salvo que valoren especialmente la cortina de humo que han levantado en esta última legislatura a cada paso del Gobierno.
La mayoría de las broncas políticas organizadas por los chicos de Génova llevan en su lista de ingredientes incontables cantidades de colorantes, desestabilizantes y muchos conservantes. Se trata de que la responsabilidad de cualquier conflicto susceptible de hacer un cierto ruido mediático se le achaque a Zapatero.
Durante un tiempo esa actitud pareció novedosa. El PP inició su labor de oposición con herramientas de protesta que han formado parte del patrimonio activista de los partidos políticos y las asociaciones sociales progresistas. Los Mariano boys se lanzaron primero a las pancartas, convocando manifestaciones o protagonizándolas con una voracidad increíble. Después decidieron la conquista social de diferentes símbolos: la bandera española, el espíritu de la transición, la exclusiva capacidad moral en la defensa de las víctimas del terrorismo, la bandera, la canción libertad sin ira,…
Los ideólogos populares decidieron conquistar espacios simbólicos que nunca le habían pertenecido, como una forma de gobernar allí donde el poder no es de uso exclusivo del Gobierno. Y para ello, una de sus principales estrategias ha sido responsabilizar al presidente Zapatero de cuanto problema social aparecía ante la opinión pública. Por acción o por omisión el presidente del Gobierno ha sido presentado por los populares como un  hombre que ha tomado participado activamente en la construcción de todos los problemas de los españoles.
Durante meses hemos oído a los populares anunciar a bombo y platillo el Apocalipsis español; la desintegración del país, el empeño de ZP en la destrucción de todo lo que nos une, que e,s por cierto, lo mismo que nos separa. Acebes, Zaplana, Pujalte y compañía se dedicaron a la fabricación de sustos de todo tipo. Tantos anuncios apocalípticos han lanzado a la opinión pública que ahora el electorado del que tratan de apropiarse se encuentra insensibilizado a sus argumentos. Como en el cuento del pastorcillo mentiroso, tanto han anunciado la llegada del lobo que cuando han tenido razones objetivas para criticar al Gobierno, la sociedad a la que han tratado de asustar no ha dado respuesta.
El último desvarío ha sido culpar al presidente de la bronca con Hugo Chávez. Me parece que al final, las consecuencias del 11 M van a llevar al PP a sufrir dos derrotas electorales por el precio político de una. Y porque ellos han querido.
Publicado el 14 de noviembre de 2007
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres