Blogia
OTRA MIRADA

¿El espíritu de Robin Hood?

Un grupo de antropólogos de la Universidad norteameric ana de San Diego, una de las más prestigiosas del estado de California, realizó recientemente un estudio bastante interesante, aunque no vaya a revolucionar el futuro de la humanidad. Se trataba de experimentar con las relaciones que establecían entre miembros de un grupo creado para la ocasión y su comportamiento ante las diferencias económicas. Para ello reunieron a un grupo de 120 estudiantes y les repartieron distintas cantidades de billetes que no eran de curso legal, con la intención de crear entre ellos diferencias monetarias.
 Los participantes fueron separados en grupos pequeños que interactuaban y cambiaban sus miembros para evitar la “intoxicación” del ensayo científico. Los organizadores del experimento querían que la cantidad monetaria fuera el factor determinante en el comportamiento de los estudiantes. Y una de las cosas que podía  echar por tierra el ensayo era que los jóvenes respondieran a las simpatías o antipatías que pudieran generarse durante el juego.
Al final del trabajo y una vez revisado el comportamiento de cada uno de los participantes, los científicos llegaron a una conclusión que ha sido publicada recientemente en la prestigiosa revista científica Nature. Se podría resumir en la existencia de una tendencia natural en las personas a quitar al que tiene más y dar al que tiene menos. Eso quiere decir que cada ser humano lleva dentro un Robin Hood, un alma justiciera dispuesta a quitarle al rico para que tenga el pobre.
Sin poner en duda el rigor del estudio, uno mira al mundo y ve lo efímeras que son nuestras tendencias naturales; especialmente las buenas. Nacemos con esa intención de repartir la riqueza, pero algunos se olvidan rápido de ella y comienzan a acumular cantidades escandalosas de dinero mientras otros viven condenados a respirar en el umbral de la pobreza.
El pasado lunes el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo público un informe económico con las principales macrocifras del año 2006. Lo hizo en el edi ficio de la bolsa, a donde, que yo sepa, jamás ha llegado alguien a convertir la especulación en justicia social.
Nuestro país no podría participar en un certamen de robinhoods porque se trata de una de las economías europeas en las que hay más margen de beneficio empresarial. Eso nos ha llevado a que varios españoles hayan entrado en los últimos años en la lista de los más ricos del mundo. Lo que no sabemos, porque de eso no suelen hacerse estadísticas, es si el número de robinhoods ha aumentado o disminuido en los últimos años.
Es una trag edi a que teniendo esa tendencia natural a que nadie sufra la pobreza vivamos en un mundo repleto de ella. En ese territorio en el que unos pocos acumulan en la m edi da en que les falta a otros es donde la política debe intervenir. Debe m edi ar para que nadie sufra carencias en un mundo con un nivel de producción capaz de abastecer a todos los habitantes del planeta. Así, el reparto de la riqueza no será solamente un experimento.


Publicado el 18 de abril de 2007
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres