Blogia
OTRA MIRADA

UNA MOSCA DETRÁS DE LA OREJA

Cada vez que Ángel Acebes habla de convocar una manifestación corro a mirarme en un espejo y descubro que sigue ahí la mosca que tengo detrás de la oreja. Adquirí esta extraña capacidad después de verle manejar la información tras el atentado del 11M. Y la verdad, aunque creo en la rehabilitación, veo un poco difícil que el señor Acebes regrese de las tinieblas en las que se sumergió tras el atentado de Atocha.

El PP acaba de convocar una nueva marcha. Todavía no saben si se manifestarán o se concentrarán. Es posible que su departamento de nuevas técnicas electorales esté trabajando sobre un nuevo método de protesta. Los que acusaban al actual gobierno de política de pancartas le han cogido gusto a la marcha callejera. Es como si quisieran confirmar que existiera una inercia vital que nos lleva a parecernos a lo que odiamos.

Bueno, a lo que iba. Que Acebes ha dicho que a principios de diciembre salen a la calle. Y que en esta ocasión lo harán para defender los valores de la Constitución de 1978. Según lo estaba escuchando, la mosca que tengo detrás de la oreja se ha movido para recordarme que estaba allí. Así que me he puesto a pensar y, aunque no tenga por qué servir de precedente, lo he conseguido.

Me han venido a la cabeza los artículos que José María Aznar publicó en la prensa riojana contra esa Constitución. Me ha venido a la cabeza la manifestación de repulsa del 11-M donde el eslogan decía: “Contra el terrorismo, por la Constitución”. Recordando esos momentos mi mosca de detrás de la oreja me ha susurrado que para algunos hubiera sido maravilloso que los nacionalismos se hubieran desmarcado de aquella manifestación y hubiera emergido “el problema” nacionalista para desviar las cosas del atentado cometido por Al Qaeda.

Por eso cuando escucho que el PP se va a manifestar para apoyar y defender la Constitución, sospecho que hay algo más. A la derecha española le cuesta un poco llamar a las cosas por su nombre. Dicen que se manifiestan por la libertad de enseñanza y lo que piden es dinero para la Conferencia Episcopal. Dicen que defienden a la familia y que no se use la palabra matrimonio para las uniones entre personas del mismo sexo e invitan al Senado a un psiquiatra que asegura que los homosexuales y sus padres son unos enfermos.

Me dice la mosca que habita detrás de mi oreja que detrás de la defensa que el PP hace de la Constitución hay algo más. Algo como tratar de explicarle a la sociedad española que el gobierno de Zapatero quiere destruirla y ellos la respetan. No deja de ser muy simbólico que quieren apropiarse de algo que regula la vida de todos nosotros.

La derecha ha descubierto el placer de manifestarse y ahora no para. Las manifestaciones de 13-M ante las sedes el Partido Popular les quitaron el gobierno y no van a parar hasta que el mismo método les lleve de nuevo a la Moncloa.

Las Constituciones se modifican, transforman e incluso pueden redactarse nuevas. Que Acebes quiera apoyarla y defenderla es quizás el mayor síntoma de que ha llegado el momento de cambiarla. Esto último, me lo ha soplado la mosca.

Publicado el 23 de noviembre de 2005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres